Deuda y estados: ¿Qué hacer?

Debido a los ajustes en los precios del petróleo, la Federación y los Estados ajustarán su presupuesto para el 2016, comenta el Secretario de Hacienda Luis Videgaray: “baja probabilidad que veamos una pronta recuperación del precio del petróleo de exportación en las próximas semanas o incluso en los próximos años». Por lo que los Estados ajustarán sus gastos e ingresos para 2016 y se buscará emitir más deuda inclusive.

El fondo de estabilización de ingresos de entidades federativas (FEIF) que asciende a 36 mmdp ayudara este año. Las transferencias a los Estados y municipios quedaran 5% por debajo de lo proyectado en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2015 o sea, esto representa un déficit de 30,350 mdp (por el recorte de la producción y precio del petróleo); la reducción de 120 mil barriles diarios de PEMEX constituye un factor crediticio negativo para los Estados.

Entre los estados afectados están: Campeche, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz; de éstos 30,350 mdp pertenecen al 5% del ramo 028 (Debido a que el total de participaciones asciende a 607,130 mdp).

Por lo que la calificadora Moodys calificaría al estado de Veracruz menos de lo esperado ya que afectaría en un 2% de sus ingresos totales conforme al presupuesto del 2015 (El presupuesto anual del Estado de Veracruz es de $102,574,000,000) lo que representaría no recibir 2 mil millones de pesos (mmdp).

Debemos de recordar que la deuda de los Estados en 2014 cerró a 510 mmdp; siendo su máximo histórico. De este saldo, el Estado de Veracruz es el 4º lugar en deuda por 40 mmdp y representa esto un 49% como porcentaje de sus ingresos. En el estado de Veracruz cabría la posibilidad:

  1. Bursatilizar algún otro impuesto estatal, como el del 2% a la nómina.
  2. Reducir más el gasto en dependencias (dado que la carga presupuestaria está en las estructuras de gobierno) y/o
  3. Incrementar ingresos vía alguna alza en tasas impositivas (impuesto a la nómina subirla al 3%).

Los Estados tienen un panorama de ajuste al gasto público debido a que la riqueza petrolera de donde tenían participaciones, cayeron. Los que aprovecharon la bonanza presupuestaria en años anteriores se verán reflejada en su economía. Esperemos a la elaboración del presupuesto federal y los lineamientos/criterios económicos para el 2016 que no se visualiza nada alentadora.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *