¿Es simple cumplir con los impuestos?

El año pasado salió un estudio de Paying Taxes 2018 “Análisis de regímenes tributarios en 190 economías” de PwC y el grupo del Banco Mundial;  el cual compara los regímenes fiscales en 190 países midiendo la facilidad de pagar impuestos así como el tiempo que se invierte en ellos. Por lo cual es un documento que nos sirve para analizar la forma en que se tributa en México y cómo podemos mejorarlo.

De entrada, menciona el documento que en México se invierten en cumplir con los impuestos 241 horas al año siendo que el promedio en la región en la que se encuentra México es de 182 horas. Así como en este comparativo en Canadá se invierten 131 horas y en los Estados Unidos 175 horas, la mayor parte de estas diferencias con estos países es con el de los impuestos al consumo; que serían el Impuesto al Valor Agregado (IVA) por ejemplo. Un caso de esto es el cumplimiento de las informativas de IVA, las famosas declaraciones informativas de operaciones con terceros (DIOT) la cual es una carga administrativa fiscal que se busca simplificar al día de hoy con la figura del Complemento de Recepción de Pagos (CRP) de la factura digital; por lo que se está combatiendo esta deficiencia sumándole la curva de aprendizaje en la que nos encontramos en este momento. De horas que se invierten en cumplir con los impuestos de consumo son 100 horas en México, 33 en EU y 50 en Canadá. Demasiada la diferencia y es un porqué del excedente de horas usadas.

Así como la tasa total de impuestos y aportes fiscales (en porcentaje) en México es del 52.1%, en EU del 43.8% y en Canadá del 20.9%; la media en la región es del 38.9% siendo la gran diferencia el de Impuestos laborales la mayor carga: en México es del 25.6%, en EU del 9.8% y en Canadá del 12.9%. Demasiada carga para no una gran recaudación. En el número de pagos es al revés: México es el menor con 6, Canadá con 8 y EU con 11 siendo la media de 8.2 en la región. En el documento en cuestión señala que “la autoridad fiscal de México diseñó un sistema de recolección de impuestos basado en la nube que los individuos y las empresas pueden utilizar para pagar sus impuestos en una forma simple y eficiente.” Y continua “Esto permite a las autoridades fiscales de los países como México y Rusia para tomar ventaja de los beneficios de la auditoría electrónica, donde los datos son ambos recolectados y analizados electrónicamente, ya que ambos son una medida anticorrupción y en la conducción hasta la base impositiva y reducir el error del contribuyente.”

Este 52.1% de tasa total de impuestos y contribuciones (aportes fiscales) ubican a México en el lugar 115 de 189 países en esta lista de facilidad para el cumplimiento tributario (la tasa promedio es del 41.6%) aun con una tasa mayor en comparación con otros países, por lo que el término de competitividad en el ámbito fiscal se encuentra a discusión derivado de la carga impositiva: claro que es un buen momento para discutir una nueva reforma fiscal pero ¿los tiempos electorales darán espacio para este año o al siguiente?

En otro estudio, se cataloga a nuestro país como de los más complejos (Lugar 9º de 94) en términos contables de acuerdo al estudio “The Financial Complexity Index 2018” de TMF Group (presentado en este mes de abril) y prácticamente deja la carga a la introducción de la factura digital, el costo de llevarlo con un paquete de timbrados y el manejo de su contabilidad (informes digitalizados): una calificación de complejidad del 78% en primer lugar que lo lleva en promedio al lugar noveno (aunque sea de a corto plazo como menciona el estudio). El país más complejo es China siguiéndole: Brasil (2), Turquía (3), Italia (4), Argentina (5), Francia (6), Bolivia (7), Colombia (8) y Rusia en el décimo. Estos parámetros se toman de acuerdo a TMF Group de la siguiente manera: “Para determinar las clasificaciones con sus expertos en cada país, se utilizó una encuesta de 74 preguntas con parámetros de complejidad ponderados, incluyendo; cumplimiento regulatorio, impuestos, informes legales y manejo de libros de contabilidad (bookkeeping).”

Este año México es el 9º país más complejo a nivel mundial en cumplimiento fiscal, el año pasado estaba en el lugar 15; ¿A qué se debe esto? Comentemos.

El tema de la factura digital como se le conoce (Comprobante Fiscal Digital por Internet -CFDI-) le ha ocasionado esta calificación debido a la introducción de esta digitalización de procesos que seguirá en el próximo año 2019, aunque con la curva de aprendizaje se espera que se revierta esta complejidad y se eliminen otras cargas tributarias. Un ejemplo de lo anterior lo tenemos de manera actual: las declaraciones anuales de personas físicas. Al eliminarse la carga de enviar una informativa de sueldos y salarios al dejarlo en el CFDI de nómina (actualmente la versión 1.2) dejo muchas inconsistencias en él envió de la anual del 2017 este 2018 que incluso se tuvo que ampliar su plazo 15 días más, situación que no había sucedido por aspectos de cumplimiento en su tributación en años anteriores. Con este aprendizaje se espera que la declaración anual del 2018 (a presentarse en 2019) tenga menos inconsistencias, sea más ágil y contrarreste este efecto de dificultad solo considerando la versión 3.3 del CFDI a ocuparse en esta próxima declaración.

Como podemos leer, es un tema complejo dada que el cumplimiento también lo es debido a varias causas como el tema de la evasión fiscal y la falta de cultura contributiva en México.

Falta por implementar el famoso Complemento de Recepción de Pagos (CRP) y la cancelación de los CFDI que veremos prácticamente en funciones en 2019; por lo que tendremos que analizar en el siguiente año si continúa este esquema de fiscalización dado que ha funcionado en aspectos de recaudación y optimización de auditoría. ¡Ah por último! ¿Qué opina el contribuyente?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *