MENOS DINERO ¿Qué FUE LO QUE PASO?

“Los impuestos castigan a quienes producen y recompensan a quienes no producen”

Robert Kiyosaki

 

Esto no es nuevo: el mexicano gasta más en alimentos y bebidas ¿todos estamos de acuerdo en eso? Bien; y si ¿ahora le subes lo que consume con impuestos? La respuesta es lógica: tendrá menos dinero. Según el INEGI el ingreso real de las familias mexicanas cayó un 3.5% ¡Gran descubrimiento!   Mientras menos dinero percibe la gente (Décil I) más gasta en alimentos y bebidas (¿conviene que haya más pobres entonces?) los que tienen más dinero, gastan más en educación (Décil X) y menos en alimentos. Ojo, esto es proporcional a lo obtenido:

ScreenHunter_1070 Jul. 29 20.55

Según el INEGI En 2014, el gasto corriente total trimestral fue de 1 095 285 599 miles pesos, -4.8 % menos que en 2012 cuando presentó el valor de 1 149 956 513 miles de pesos. Cabe destacar que entre 2010 y 2012 el gasto corriente total había mostrado un crecimiento de 7.2 %.

Vea usted mismo en que se va su dinero: si va a cenar y se compra un pambazo con un refresco, paga impuestos por el pambazo y por el refresco (e Impuesto al valor Agregado – IVA); esto se le llama “impuesto indirecto” porque va sobre lo que consumes, no sobre tu ingreso (que ese sería el ISR). Ese dinero que pagaste por tu pambazo y refresco los recibe el gobierno que los “transforma” en gasto público: escuelas, carreteras, etc.

La realidad es que la mayor parte del presupuesto se va en soportar la burocracia de este País (más del 60% del total del gasto). Si no fuera por la reforma fiscal del 2014, tendríamos un problema presupuestario debido a que el precio del petróleo bajo y es dinero que no está recibiendo el Gobierno. ¡Tenemos déficit presupuestario! Gritan algunos, y la realidad es la siguiente: el gobierno Mexicano está recabando más que lo tenía presupuestado. Y lo salvan dos impuestos: el IVA y el IESPS. Por lo que debemos darle gracias a los mexicanos que consumen más. Como ejemplo: el boom del sector automotriz. Más facilidades para adquirir autos. Si hay más autos, hay más consumo de gasolina, y por lo tanto pagan más impuestos (IESPS) al llenar su tanque ¡gracias nuevamente mexicanos!

Por lo que si nos preguntamos ¿a qué se debe la baja del ingreso y gasto del mexicano? La respuesta es muy simple: a la reforma fiscal del 2014.

En resumen: el gasto y el ingreso bajo ¿efecto? Más endeudamiento de las familias o menos consumo. Por ejemplo, del gasto que más cayó fue el de vestido y calzado. Oigan, ¡esto da resultados! ¿Y si les ponemos IVA a los demás alimentos y a las medicinas? ¡Más recaudación! Y pagan impuestos los informales… (Los que no pagan impuestos) ¡Eureka!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *