Las nachas de la Guzmán: Colegiación y certificación obligatoria

Inic_PRI_Reforma_Constitucional

 

Y los doctores, los ingenieros, los abogados, los arquitectos, los contadores…no no no estimados, no es la canción del zazaza, son las profesiones que estarán próximamente obligados a estar colegiados y certificados para poder ejercer su actividad. La iniciativa tiene como objetivo modificar artículos constitucionales que buscan establecer la obligación de los profesionales de cualquier ramo de integrarse a cuerpos colegiados, además de posteriormente expedir una ley que regula tal. Por lo que, adicionalmente de tener su título y cedula profesional, deberán estar colegiados y certificados para garantizar la calidad del servicio.

Esta se plasma en la “Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 5°, 28 y 73 en materia de Colegiación y Certificación Obligatorias” próximamente a entrar en discusión y aprobación en la que se busca lograr la seguridad y certidumbre que se pretende respecto de la correcta prestación de los servicios profesionales, o sea, en la colegiación de los profesionistas y la  la certificación periódica como regulación de las actividades profesionales. Con la colegiación se busca evitar las malas prácticas de los profesionistas y/o poner en riesgo tu patrimonio o vida; como por ejemplo tenemos el caso de “las nachas de la Guzmán”.

En este caso, existió una mala práctica al dar un servicio que puso en riesgo a la paciente, casi al borde de la muerte. Lo barato sale caro. Este caso se dio a conocer dado que le inyectaron por tres mil pesos algo “toxico” en su trasero a la cantante Alejandra Guzmán; dado que no fue con un médico colegiado, titulado ni certificado o cuando menos especialista.

Por lo que cuando menos estas 5 profesiones: Medicina, Ingeniería, Derecho, Arquitectura y Contabilidad; se buscará que cumplan con un programa de actualización, planes académicos para proteger a la sociedad de este tipo de malas prácticas y que mejor que los colegios regulen su profesión correspondiente. Por lo que se estará obligado a recertificar su título cada cinco años y adherirse a un colegio de su profesión para ser evaluados.

En la exposición de motivos se identifican algunos de los problemas relacionados con el ejercicio de las profesiones, los cuales hacen evidente el cambio que se requiere en esta materia:

  1. Disparidad académica de los estudios superiores.
  2. Necesidad de certificación de conocimientos.
  3. Necesidad de control en el desempeño ético.
  4. Falta de participación activa de los profesionistas en actividades del Estado.
  5. Necesidad de mayor representatividad de las profesiones y sus miembros para promover mejores condiciones de ejercicio profesional.

Derivada de esta propuesta se busca crear los siguientes entes que regularían esta certificación y colegiación; o sea, el control de profesiones:

  • Comisión Interinstitucional de Colegiación y Certificación Profesionales
  • Sistema Nacional de Profesiones y
  • Registro Nacional de Actividades Profesionales

Se ha vuelto necesario establecer la colegiación y certificación debido a las escuelas patitos que han proliferado, así como el nivel del titulado (en lo que ha conocimientos se refiere) y se busca también dar confianza a las personas que solicitan este tipo de servicios profesionales.

Por lo que antes de hacerte un tratamiento, verifica que sea un doctor, titulado, especialista en el área; ¿o quieres que te pase lo mismo que la Guzmán? ahora trasládalo a un servicio de contabilidad. En conclusión: no pongas en riesgo tu vida por unas “nachas”.

¿Y usted qué opina?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *