Pejenomics 2

Continuando con el tema de economía del candidato a la Presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se ha dado a conocer el Volumen 2 de Pejenomics del cual ya comentamos en anterior entrega el Volumen 1 (Ver “Pejenomics” http://xeu.com.mx/blogs/post.cfm?id=2555) donde comentamos que era necesario el ampliar como se ejecutarían sus propuestas, su viabilidad, el cómo, la limitación del presupuesto federal y su reingeniería; pues bien, en este documento de 16 páginas se amplía el cómo se va a lograr sus propuestas.

Estas se dividen en 7 bloques o capítulos: (1) aumentar el ingreso y la calidad de vida de los mexicanos, (2) aumentar la productividad y detonar el crecimiento de las empresas, (3) rediseñar el gasto público, (4) crear igualdad de oportunidades, (5) cerrar las brechas regionales, (6) profundizar la integración de México a la economía global y (7) una nueva política industrial y una política para el campo.

Nuevamente el combate a la corrupción sobresale en el documento, mencionando que su combate dará el 1.9% del Producto Interno Bruto (PIB) de manera conjunta a una mayor eficiencia del gasto público (sic): 380 mil millones de pesos (mmdp) y se distribuirían en: 160 mmdp en Salud, 120 mmdp en Educación, 80 mmdp en Inversión pública y 20 mmdp en asistencia social. Con esto se buscaría el invertir en infraestructura, servicios públicos y programas sociales. Pero ya no hay más sobre este tema o la reingeniería del gasto público, porque el buen uso no significa gastar más sino mejor. En fin, esperaremos tal en el dado caso que se diera.

En relación con la calidad de vida, la cual se ha deteriorado; se busca que los trabajadores tengan un mayor ingreso y mejora en su calidad de vida mediante mejores empleos y salarios, esto se lee (y escucha) muy bonito dado que manifiesta lo deseado pero se les olvida que quienes generan el empleo es el empresario, no el Estado. Por lo que deben darse las facilidades al empresariado para que se dé tales puntos:

– Un Salario Mínimo de $171.8 diarios (la cual se incrementará en 15% al año)

– Con el salario mínimo, se reducirá el empleo informal y no tiene efectos adversos en el empleo formal.

– Tres programas de becas para dar empleos de calidad para jóvenes: (1) Devolver a las aulas a los jóvenes que por razones socioeconómicas tuvieron que abandonarlas (2) Ofrecer cursos de capacitación o entrenamiento básico para que puedan integrarse a la vida laboral (3) Incluirlos en el sector productivo, a través de un esquema de tutorías, mentorías y aprendizaje empírico.

Con el tema de productividad se leen los problemas actuales y que se combatirán, por lo que se buscaría un “Estado fuerte, que haga valer las leyes y cree mecanismos para asegurar la libre competencia.” Se proponen dos esquemas:

  1. Usar la banca de desarrollo como una herramienta para ayudar a los emprendedores y aumentar el crédito. Se deben implementar procesos productivos con instrumentos innovadores que conjunten apoyos financieros y de capacitación y asistencia.
  2. Implementar una estrategia que promueva el crédito productivo y que fortalezca la banca de primer piso. Se buscará que las entidades reguladoras eviten los abusos de las instituciones financieras. Se estimulará la creación de bancos múltiples y de desarrollo en nichos donde existen oportunidades de mercado

Aunado a lo anterior, las compras del gobierno que serán transparentes, eficientes y eficaces fomentarán la competencia. Sobre la igualdad de oportunidades, “la prioridad será mejorar las condiciones materiales de los planteles educativos y de los servicios de salud para garantizar que la calidad sea la misma en todo el país. De la misma manera se buscará la universalización en el acceso con un énfasis especial en las poblaciones que sufren precariedad.”  Y no dice más.

En cuanto a cerrar las brechas regionales, se dan tres temas: la construcción del Tren Maya que irá de Cancún a Palenque, recuperar la vía férrea entre Salina Cruz y Coatzacoalcos para generar un corredor transístmico que satisfaga la demanda de transporte y vincule el Pacífico con el Golfo de México (¿Dónde lo hemos leído, donde dónde?) e invertir en infraestructura básica.

Sobre la integración de México a la economía global, el proyecto busca el desarrollo armónico entre el mercado interno, la planta exportadora del país y las fuerzas de la economía global. Lo anterior aún sin el TLCAN. Por último, una nueva política industrial y agropecuaria donde  se propone una política de precios de garantía, la cual les dará mayor certidumbre respecto de sus ingresos y reducirá el impacto de la especulación; así como se propone que la Secretaría de Economía asuma un rol más activo en la promoción de la inversión y la generación de empleo.

Obviamente la propuesta económica es interesante y es viable, que es lo más importante y siguiendo la línea de crecimiento de país donde se observa que no existiría un cambio radical dentro de sus funciones públicas que trastoque las finanzas del país; generando certidumbre para las inversiones y no un paisaje desalentador como país. Veremos.

Prometer no empobrece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *