Inflación galopante

¿Qué creen? La inflación continua a pesar de las expectativas de que se iba a moderar en este mes, situación que nuevamente los energéticos han incidido en esta continua alza que se espera (esperamos) que en abril esta se detenga dada la situación del precio del barril de petróleo; a menos que continúe su alza (como al día de hoy, uno de los aspectos del porque la alza en el precio de la gasolina) dada la demanda de los energéticos junto con la luz y el gas.

Banco de México (BANXICO) en su anuncio de decisión de política monetaria del día de hoy 8 de febrero del 2018 decidió aumentar en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria para quedar en un 7.50% conforme lo habíamos pronosticado, el tope de este año podría ser del 8.25% tal como sucedió en 2008-2009; destacando lo siguiente en su informe:

“La inflación general anual presentó un repunte a finales de 2017, alcanzando un nivel de 6.77 por ciento al cierre del año. Ello fue consecuencia de varios choques no previstos, entre los que destacan: i) los aumentos en los precios de algunos energéticos, principalmente el gas L.P., y de ciertas frutas y verduras; ii) una depreciación adicional de la moneda nacional y un aumento en su volatilidad, ante la incertidumbre asociada al proceso de renegociación del TLCAN; y iii) los efectos del aumento al salario mínimo, que entró en vigor en diciembre en lugar de enero. No obstante, en enero la inflación general anual disminuyó a 5.55 por ciento.”

Banxico menciona que disminuye la inflación, y prevé que seguirá disminuyendo a lo largo del 2018 pudiendo alcanzar hacia el objetivo del 3.0% de inflación; esto por el tipo de cambio, presiones en el mercado laboral y la inflación no subyacente, pero tal escenario está sujeta a riesgos. Como por ejemplo una alza en el tipo de cambio (depreciación de la moneda), el TLC y la volatilidad por el proceso electoral de este año; la cual (como hemos venido comentado) es viable. Así como menciona lo siguiente en su comunicado, dando a entender que la inflación tenderá al alza para posteriormente “ajustarse” a menos de los riesgos que se darán más adelante:

“Esto último como consecuencia de que la inflación anual medida en enero de este año, ya no contiene el efecto de los aumentos de los precios de los energéticos registrados en el mismo periodo del año anterior, así como de las acciones de política monetaria implementadas por parte de este Instituto Central. No obstante, el comportamiento de la inflación no subyacente en enero siguió resintiendo los efectos de los choques que la afectaron al cierre del 2017, reflejándose en un incremento de las expectativas de inflación general para el cierre de 2018.”

Por lo que podemos proyectar que continuará la alza en las tasas de interés por parte de BANXICO para contrarrestar una inflación que se espera continuará en los siguientes meses ajustándose a finales del año y el primer trimestre del 2019 esperando alcanzar un 3.5% de inflación (más o menos un punto porcentual) por estas expectativas a la alza.

Tenemos visualizado que en agosto de este año con el nuevo año base del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se podría “desajustar” con los nuevos ponderadores tendiendo un sesgo elevado; por lo que podría ser mucho mayor a lo esperado al cierre de este 2018. Sobre todo si le sumamos el año electoral y la constante lucha del tipo de cambio que se ha mantenido en rangos de $18.50 a $19.50 en lo que llevamos del año.

Mañana 9 de febrero se dará a conocer en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el INPC del mes de enero del 2018, del cual el INEGI ya dio a conocer en su página electrónica la cual se puede descargar en el siguiente link para su estudio: http://www.beta.inegi.org.mx/app/saladeprensa/noticia.html?id=4038 en su comunicado de prensa número 66/18 donde arroja un crecimiento del mensual de 0.53%, así como una tasa de inflación anual de 5.55%; comparados con el año anterior fue de 1.70% y de 4.72%; una de las más altas desde 2009 que fue de 6.28%.

¿Qué fue lo que más subió? En primer lugar los plátanos (20.21%) de ahí la papa y otros tubérculos (10.24%) el huevo (7.71%) y de ahí la gasolina y el gas doméstico LP. Estos dos últimos están mudando a otros productos (hábitos de consumo) como por ejemplo: en lugar de utilizar gasolina Premium se está teniendo un alza en el consumo de Magna; y se están cambiando el consumo de ciertos alimentos por adecuaciones a la economía entre otros hábitos. Pero principalmente son hábitos alimenticios dado que la inflación ha impactado también en los restaurantes, puestos de comida y fondas.

¿Qué es lo que nos deja este mes de enero? Más inflación, más interés, más deuda familiar y cambios en los hábitos de consumo. ¿Expectativas? Un dólar más caro en los próximos meses, alza continua en la tasa de interés y una inflación ajustada. ¿Indicador? Elecciones 2018: seis meses de incertidumbre.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *