México, más corrupción

No hay día que no leamos un caso de corrupción en nuestro país, del cual la mayoría de los habitantes esperan un castigo por tales casos; siendo que no hay uno en firme creando un desencanto en la sociedad con este tema: corrupción. A lo anterior le sumamos que al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) no cuenta con su Fiscal generando una no funcionalidad que solamente el Comité de Participación Ciudadana (CPC) se ha vuelto en un caso de moralidad en lugar de legalidad; en Veracruz ya se nombró a la Comisión de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) el cual deberá convocar al CPC local y está pendiente el nombramiento del Fiscal anticorrupción Estatal. Por lo que el sistema nacional en coordinación con los Estados todavía no está al 100%. Habría que preguntarnos ¿La no funcionalidad de este sistema ocasiono (o es parte) del alto nivel de corrupción en nuestro país?

Transparencia Internacional dio a conocer en su página electrónica (para consulta el siguiente link https://www.transparency.org/news/feature/corruption_perceptions_index_2017) el “Índice de Percepción de Corrupción 2017” (Corruption Perceptions Index) en el cual ubica a México en el lugar 135 de los 180 países (respecto al sector público) que mide en una escala del 0 al 100 (del cual se basa la calificación) donde 0 es altamente corrupto y 100 es demasiado limpio, donde lamentablemente las 2/3 partes de los países en el ranking están por debajo de los 50 puntos (calificación de 43) por lo que se observa que no es solo un problema local sino de escala mundial. México tiene una calificación de 29 puntos, en años anteriores han sido: en 2016 de 30, 2015 de 31, 2014 de 35 y 2013 con 2012 ambos de 34: la tendencia se ha ido incrementando al tener menos puntuación.

Con esta calificación vemos que en los últimos años la calificación de México ha bajado indicando que la corrupción se percibe mayor en nuestro país; estando solo por encima de países latinoamericanos como Honduras y Paraguay (el lugar 135, lo compartimos), Guatemala (143), Nicaragua (151), Haití (157) y Venezuela (169) ¿Son con estos países con los que debemos medir a México? ¿Es nuestra realidad? En relación con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) seríamos la peor nación en este rubro.

La corrupción ¿es algo natural en nuestro país? Crecemos en medio de esta corrupción que se nos hace algo “natural” ¿el que no tranza no avanza? De ser así, el sistema educativo tendría que enfocarse en esta cultura “anticorrupción” junto con la financiera y fiscal; ¿y la educación en la casa? “La palabra convence, pero el ejemplo arrastra” ¿es el gobierno? ¿Somos la sociedad? Uno de los grandes problemas del porque no avanza nuestro país es esta: el alto nivel de corrupción.

Los datos de la corrupción en México van acompañados de otros males: el lavado de dinero y la defraudación fiscal (empresas fantasmas); elementos que no se podrían separar dado que van de la mano. Por lo que hay que combatirlos. Otros elementos serían la impunidad sumada a la pobreza que crea la necesidad; no hay ética o moral que convenza al respecto. ¿Pecado? La Auditoría Superior de la Federación (ASF) sigue dando a conocer elementos de esta corrupción en nuestro país… ¿y?

¡Acabaremos con la corrupción! Se escucha a lo lejos ¿De veras? ¿De inmediato o gradual? Creo que es un mal que aqueja a la sociedad como un cáncer que tendrá que combatirse para que la próxima generación de mexicanos tenga el fruto de este ataque mediante la educación. Asimismo, el SNA tendrá que empezar a trabajar y aplicar las primeras sanciones. Sin sanción, habiendo obligación; la legislación es imperfecta. Por lo que los ciudadanos estaremos atentos a la instalación, participación y conducción de estos sistemas locales anticorrupción que una de sus características es que debe ser apartidista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *